.

Crea un punto de color decorando la mesa del comedor

    Decoración    0 Comentarios
Crea un punto de color decorando la mesa del comedor

La mesa del comedor, cuando no se está usando para su propósito principal, es un mueble que tiene mucha presencia en el salón y, si la dejamos vacía, queda un aspecto muy desnudo y un tanto desangelado.

En nuestro artículo “Dale sabor a las sillas del comedor con estos 5 accesorios” ya os dimos algunas ideas para decorar las sillas del comedor con distintos accesorios, como mantitas y cojines, así que hoy le toca el turno a la mesa del comedor, así que vamos a ver cómo la podemos vestir y dar vida para potenciar la decoración de la estancia.

Un camino de mesa para mesas alargadas 

No es, quizás, la más obvia de las decoraciones, pero un camino de mesa es capaz de vestir una mesa aun cuando no está puesto el mantel. Queda especialmente bien en mesas de comedor rectangulares, mientras que en las redondas es mejor optar por otras opciones. Hay muchos estilos de caminos de mesa, desde lisos, minimalistas, geométricos o vegetales y coloridos, como el de la imagen de arriba.

Un jarrón con flores

Esta suele ser la solución número 1 para decorar una mesa de comedor, pero por ser la más clásica, no la debemos dejar de lado, ya que suele ser muy efectiva, dando mucho color y vitalidad, especialmente si se escoge con esmero el jarrón, como por ejemplo, uno de Sargadelos. También luce muy bien si elegimos unas flores que encajen con el estilo de la estancia. Fíjate, si no, en la foto de arriba y en lo bien que quedan unas astromelias blancas en un jarrón blanco y minimalista, acompañado de un cuenco en tonos pastel, todo sobre unos manteles individuales de arpillera redondos, que quedan de decoración cuando no están en uso.

Una planta

Si las flores son demasiado efímeras para ti, decántate por una planta que te guste, que sea fácil de cuidar y que reciba bien la luz del exterior. Es importante que adecues el tamaño de la planta y del macetero al tamaño de la mesa. Aprovecha para elegir un macetero con un cuidado diseño para que la planta decore el doble.

Piensa también que un bonsái o un conjunto de suculentas en un terrario de plantas, así como un jardín infinito, pueden verse muy bien en el centro de una mesa de comedor.



Una escultura

La idea de colocar una escultura en el centro de una mesa no es del todo corriente, especialmente porque hay que moverla o apartarla cuando se va a comer, pero el resultado es espectacular y le da un aire de diseño artístico al comedor sin parangón. Eso sí, es recomendable elegir esculturas que no sean demasiado frágiles y que puedan moverse con facilidad. La de la foto es una escultura de Soledad Penalta. 

hay otras maneras de decorar una mesa de comedor, como con un centro de mesa formado por una tabla o un cuenco con velas, piedras y flores alrededor, pero creemos que estas opciones que te hemos presentado son las que se llevan más en este momento. ¡Esperamos que te hayan gustado!



Suscríbete al newsletter

Suscríbete ahora y recibe nuestro boletín mensual