.

¿Cuál es la diferencia entre un sinfonier y una cómoda y cuál elegir para tu dormitorio?

    Decoración    0 Comentarios
¿Cuál es la diferencia entre un sinfonier y una cómoda y cuál elegir para tu dormitorio?


Seguramente habrás oído hablar de los sinfonieres y las cómodas para amueblar un dormitorio y tendrás dudas sobre la diferencia entre uno y otro. De hecho, a veces, se confunden y se intercambian los nombres, pero nosotros te vamos a explicar la diferencia entre un sinfonier y una cómoda para que lo tengas bien claro y que puedas elegir la mejor opción para tu dormitorio o el de tus hijos.

 

¿Qué es un sinfonier?


Primero, ¿cómo se escribe? Verás, se les puede llamar sinfonier, sifonier, xifonier, xinfonier, chifonier o incluso chinfonier, ya que viene del francés chiffonier y el término se ha ido deformando. En el habla culta, se recomienda emplear el término chifonier por ser más parecido al original en francés, pero popularmente se utiliza más la palabra sinfonier.

 

Segundo, ¿qué es? Pues bien, un sinfonier es una cómoda alta y estrecha con cajones, de ahí que no se acabe de distinguir la diferencia entre un sinfonier y una cómoda, pues básicamente, es un tipo de cómoda, es decir, una cajonera, solo que más alta y estrecha.

 

Tercero, ¿para qué sirve? Como su nombre viene del francés chiffon, trapo, se deduce que es un mueble para guardar los trapos, pero no los de limpiar, sino entendidos como camisones, camisetas, ropa interior… Es decir, ropa de uso diario que se puede doblar y guardar en cajones.

 

¿Qué es una cómoda?

Una cómoda es un mueble bajo y ancho con cajones que se suele colocar en el dormitorio para guardar básicamente lo mismo que en un sinfonier, es decir, camisetas, ropa interior, pañuelos y demás prendas por el estilo.

 

Las cómodas, al ser más bajas que los sinfonieres, se prestan para hacer las veces de tocador en donde poner objetos como perfumes, joyas o maquillaje, así que recomendamos complementarlas con un espejo.

La diferencia entre un sinfonier y una cómoda

 

 


Como hemos mencionado, entonces, la diferencia entre un sinfonier y una cómoda es que el sinfonier es más alto y más estrecho que una cómoda. Ambos tienen cajones y su uso está destinado para lo mismo, pero la cómoda tiene la ventaja de poder ser usada como tocador o, al menos, como un mueble con espejo para poner encima utensilios diarios, así como elementos decorativos.

 

¿Cuál conviene más para un dormitorio?


 

Como casi siempre, va a depender del espacio disponible, de la forma y de las dimensiones del dormitorio. Si la habitación es grande y hay espacio de sobras, una cómoda va a ser la mejor opción, ya que además de hacer que el dormitorio tenga mejor equilibrio en relación espacio/muebles, vas a poder disfrutar de más espacio de almacenamiento y, por si fuera poco, de un mueble que puede usarse también como tocador.

 

En cambio, si el dormitorio es pequeño y no cabe una cómoda, entonces un sinfonier es ideal, ya que ocupa menos espacio, pero aprovecha la verticalidad de la estancia para añadir más cajones y, por lo tanto, más espacio para almacenar. También se puede colocar algo encima del sinfonier, como un jarrón bajo o un espejo pequeño, pero siempre de modo decorativo, ya que queda a una altura que no es accesible como tocador.

 

 

Esperamos que, tras leer este artículo, te haya quedado clara la diferencia entre un sinfonier y una cómoda y cuál es la mejor opción para el dormitorio de matrimonio o para complementar un dormitorio juvenil. Como siempre, puedes encontrar muchos modelos de sinfonieres y cómodas en nuestra tienda online de muebles y puedes verlos en persona en nuestra tienda de muebles en A Coruña.

 

Responder

* Nombre
* eMail (Sin publicar)
   Web: (Url web con http://)
* Comentario
Codigo de seguridad

Suscríbete al newsletter

Suscríbete ahora y recibe nuestro boletín mensual